cerrar

Actualidad

06/11/19

Sueldo de funcionarios públicos: Transparencia YA

La verdadera medida política sería producir en fuerte cambio. Adecuar los ingresos de todos esos sueldos escandalosos a la realidad. Agregarles el condimento de “eficiencia” y terminar con todos los privilegios.
  • Imprimir
  • Enviar
Estamos terminando otro nuevo período electoral y la incertidumbre es supina. No hay ni una sola pista de cómo se podrá salir de la actual situación (nuevamente) extrema del país. Nadie habló de un plan económico. Y mucho menos habló de cómo bajar el gasto público.

Estamos en niveles históricos de gasto público al igual que de carga impositiva. Dicho de otra manera: los recursos del Estado para hacerse de fondos están agotados y lo que tiene que desembolsar mes a mes ya es superior a lo que recibe.

O gastamos menos o producimos más. No hay más caminos.

Para gastar menos los políticos deberán tocar sus propios números por primera vez en la historia.

En las páginas siguientes demostramos que una parte del “Gasto Público” no es “recortar recursos para los que menos tienen”. Todo lo contrario. Es terminar con privilegios de una casta política y judicial que ha tomado de rehén a las arcas del Estado para su propio beneficio.
En la tapa de la revista pedimos por “Transparencia”. Sin embargo, la transparencia es la obligación de la propia función. Si logramos más transparencia en el tema de los sueldos de los funcionarios solamente estaríamos recibiendo lo que corresponde. Nada más. No es para festejar ni vanagloriarse por eso.

La verdadera medida política sería producir en fuerte cambio. Adecuar los ingresos de todos esos sueldos escandalosos a la realidad. Agregarles el condimento de “eficiencia” y terminar con todos los privilegios ridículos e inadmisibles en el nuevo contexto social. ¿Feria Judicial de 45 días al año? ¿Jubilaciones de Privilegio? ¿Fueros? ¿Estabilidad de por vida para cualquier empleado público, varios cargos y todos los jueces? Y podríamos seguir con las preguntas. Han hecho de la “cosa pública” un negocio para pocos.

Y ese negocio ya no se puede sostener más. No lo podemos sostener más. No lo podemos validar más.

Porque para producir más –la otra forma de revertir la actual situación-, hay que tener condiciones para hacerlo. Hoy ya no existen.
¿Seremos utópicos en pedir estas cosas? No. Somos realistas. Basta.
Una producción de OLEINIZAK
X-Más © Copyright 2021 - Todos los derechos reservados advertis