cerrar

Actualidad

29/03/16

Nueva versión para ISO 9001

La Organización Internacional de Estandarización, conocida como ISO por sus siglas en inglés, lanzó el pasado mes de septiembre la nueva versión de su norma para la gestión de la calidad.
  • Imprimir
  • Enviar
La Organización Internacional de Estandarización, conocida como ISO por sus siglas en inglés, lanzó el pasado mes de septiembre la nueva versión de su norma para la gestión de la calidad.

Se espera que sea el compendio de herramientas de gestión a aplicar durante los próximos 10 años, y con tal intención, generó cambios rotundos en sus recomendaciones, exigencias y enfoque general, haciéndola más proactiva, preventiva y flexible.

Hagamos un poco de Historia
Originalmente, la serie de normas ISO 9000 contaba con varias versiones, aplicables a distintos tipos de organizaciones. La primera adecuación fue unirlas, generando una única norma de gestión, la ISO 9001:1994. Una especie de Ley que regía a cualquier organización que entendiera que en la necesidad del usuario es que está su razón de ser y que todo lo que hacemos puede mejorarse.

Para esta altura, la norma ISO 9001 ya era conocida mundialmente como herramienta eficiente para generar mejoras sustanciales, enfocar la productividad y la eficiencia, asegurando la confianza y fidelidad del cliente.

El nuevo milenio trajo cambios, la globalización abrió la competencia a nivel mundial, y las empresas de servicio tomaron una magnitud hasta el momento inesperada.

Aquí la ISO detectó una nueva necesidad de adecuación. La versión 2008 de la norma ISO 9001 reformó su enfoque, abriendo sus indicaciones a un marco aún mayor, donde tanto enormes manufactureras como unipersonales de servicio pueden valerse de requisitos para mejorar su gestión.

Como parte de su propia política de mejoras, la ISO revisa sus publicaciones periódicamente, en esta oportunidad, presentaron el pasado mes de septiembre la norma ISO 9001:2015, versión que se espera, se adecue al incierto y veloz futuro que nos depara.
La nueva versión tuvo en cuenta la explosión del manejo digital de la información y la vez cambió drásticamente su enfoque.

Lo nuevo de la ISO 9001:2015
Consideremos una organización cualquiera; Nuestras primeras normas, se enfocaban casi exclusivamente en la actividad productiva y en el control de calidad de la producción. Digamos que tenían una persona al final de la línea de producción, que controlaba cada producto resultante y separaba aquellos que debían ser rechazados o reprocesados.

Luego incorporamos el concepto de gestión. La comprensión para que el core business funcione como corresponde debemos mantener en nuestro control otras actividades que, como una red, sostienen nuestro sistema productivo.

De esta manera, la administración del conocimiento entre los Recursos humanos, la Investigación y desarrollo, la identificación de errores como potencial de mejora, e incluso la gestión de riesgos como sistema preventivo toman una magnitud e importancia que antes no era considerada.

La empresa tomó otra importancia, la generación de valor no se da solo a nivel fabril; Cada persona que participa en la gestión: desde el vendedor hasta el repartidor, pasando por administrativos, productores y personal de mantenimiento contribuyen en el valor final del bien.
Además, nos pide que alcemos la mirada, que entendamos que no somos compartimentos estancos, y que estamos inmersos en un mercado global, cambiante y dinámico.

No sabemos con qué panorama nos encontraremos de aquí a 5 años, la solución que nos propone la ISO para no quedar obsoletos es estar atentos a lo que nos dice nuestro entorno.

Solemos decir que el cliente es quien nos pide y también quien nos valida. Ellos son nuestro termómetro y la vara según la cual deberíamos medir - en última instancia - nuestro desempeño.

Pero hoy ese horizonte nos queda chico, no podemos ignorar que el gobierno también nos exige, los vecinos y trabajadores también, nosotros mismos tenemos expectativas de cómo queremos desempeñarnos como miembros de la sociedad.

No olvidemos la velocidad del desarrollo científico, tecnológico, y de las comunicaciones. Tampoco los nuevos modelos de trabajo y planificación colaborativa.

Si queremos mantenernos eficientes en los tiempos que corren, debemos leer el contexto global en el que estamos inmersos.

¿A partir de cuándo es obligatoria?
La nueva versión de la norma ISO 9001 se aprobó en septiembre de 2015. Esta versión reemplaza la anterior por lo que es exigida para todas las nuevas certificaciones que se tramiten de ahora en adelante.
Una producción de OLEINIZAK
X-Más © Copyright 2021 - Todos los derechos reservados advertis