cerrar

Actualidad

17/11/14

Entre Ríos, la quinta provincia que más divisas genera al país

Con un fuerte crecimiento en los últimos años, la venta de mercaderías en el exterior está en los planes de casi 300 empresas entrerrianas. radiografía de un sector que tiene a grandes, medianas y pequeñas empresas como protagonistas.
  • Imprimir
  • Enviar
No muchos conocen, inclusive aquellos ligados al sector exportador, que la provincia de Entre Ríos es la quinta en importancia para el país en la generación de dólares genuinos a través de la venta de mercaderías en el exterior. Incluso muy por encima de provincias importantes en materia productiva como Mendoza o Tucumán.

Pero las sorpresas no terminan en los US$ 1.882,4 millones que se vendieron en 2013 y que valieron ese quinto lugar, por debajo de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Chubut. Los mercados a los cuales envía sus productos las empresas entrerrianas tienen particularidades. China, principal destino de materias primas y productos de origen agropecuario, recibe el 37% de los envíos y es atendida principalmente por las empresas de mayor envergadura. Pero si sumamos los destinos Mercosur y el resto de países americanos, tenemos un punto más porcentual que China, y en esas distancias ya ingresan una cantidad enorme de medianas y pequeñas empresas que tienen sus negocios. Esos productos generalmente son de mayor valor agregado y productos de origen industrial.

El Licenciado Pablo Zárate, Secretario de Industria y Comercio del Gobierno de Entre Ríos, explica la transformación que se ha dado en las exportaciones entrerrianas: "que el Mercosur y el resto de los países americanos sumen lo mismo que China demuestra que tanto la agroindustria como la industria están teniendo un crecimiento constante, porque enviamos en productos con valor agregado lo mismo que en 'commodities', cosa que no era así años atrás. Entre 2007 y 2013 Entre Ríos creció en las exportaciones con agregado de valor (MOA-MOI) un 93,7% y Argentina en el mismo período lo hizo en un 59,03%".

La oferta de productos entrerrianos es muy diversa e incluye a producciones que van desde las agropecuarias y agroindustriales hasta las industriales como la construcción, el software o la industria de medicamentos tanto para humanos como para animales. "Esa diversidad exportadora que tenemos es lo que nos permite estar entre las principales provincias exportadoras. No dependemos de un sector específico como las provincias mineras, petroleras o pesqueras que tienen una gran actividad y dependen de cómo les vaya a esa actividad. En Entre Ríos somos líderes en exportaciones de pollos, citrus dulce, arroz, arándanos y miel y estamos creciendo en varios sectores más como los medicamentos o el software, por ejemplo", agrega Pablo Zárate.

Directorio de Exportadores
La Cámara de Comercio Exterior de la Provincia de Entre Ríos (CACEPER) llevó adelante en el segundo semestre del año un profundo relevamiento sobre quiénes eran los exportadores habituales de la provincia y quiénes están en condiciones de hacerlo por primera vez cuando las variables macroeconómicas,que están frenando al sector, cambien y hagan posible competir en otros mercados.

El estudio de campo se prolongó por cuatro meses y arrojó resultados mucho más optimistas de lo esperado. El universo de empresas exportadoras trepa a casi 200 y hay otras 80 más con el potencial suficiente para sumarse a la actividad cuando lo consideren posible, ya que sus productos, procesos, calidades y/o volúmenes lo permiten. El presidente de la CACEPER, Aquiles Arús explica que "todos los años venimos creciendo con la cantidad de certificados de origen emitidos y aparecen nuevos exportadores con productos novedosos. Estábamos convencidos en la necesidad de visibilizar todo el sector y lo mismo pensaba la provincia, así que juntos llevamos a cabo el trabajo. Hoy logramos inventariar a 280 empresas que están produciendo y tienen actividad en Entre Ríos, donde la mayoría ya ha hecho experiencia en mercados externos y otras tienen el potencial para hacerlo. Hemos logrado una herramienta muy valiosa para, incluso, descubrir una serie de actividades que por lo novedosas o por los lugares en donde funcionan, no las conocíamos".

Al respecto, Pablo Zárate agregó que "la importancia de tener estos datos actualizados es que cada año hay más empresas involucradas en la exportación y deben estar representadas en este instrumento que cada mes viaja por el exterior presentando a la provincia y sus productos en las diferentes ferias y misiones comerciales".

Otro de los resultados destacados del relevamiento es la confirmación de la diversidad exportadora de la provincia. Con más de 160 productos principales que se multiplican en la amplia variedad de las especificaciones de cada uno de esos productos, demuestran el potencial y la base desde donde se puede seguir creciendo en la región.

El Directorio de Exportadores 2015 se presentará antes de fin de año tanto en su versión impresa como digital.

Política, crecimiento y tipo de empresas
"La Secretaria ha hecho un trabajo en materia de comercio exterior como nunca antes en los últimos 20 años", afirma Arús, conocedor de lo que habla. "Además del perfil técnico profesional que tiene el organismo y del trabajo en ferias y misiones, han sabido aprovechar muy bien la excelente relación del Gobernador Sergio Urribarri con la Presidenta para encontrar soluciones a problemas que se han presentado". Uno de esos últimos problemas tenía que ver con la emisión de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importaciones (DJAI). "En Entre Ríos no hay importadores comerciales. Lo que se importa en las empresas entrerrianas tiene que ver con materia prima, insumos para la producción o equipos y maquinaria. Fuimos con la provincia a Nación, explicamos esto y se entendió. Ahora, prácticamente no tenemos más problema para conseguir las DJAI. Y esa es la gran ayuda del gobierno, la posibilidad de encontrar soluciones. Porque cuando el exportador va a pedir algo es porque lo necesita, y es para crecer".

Si bien el escenario de la economía argentina en los últimos tres años no ha favorecido el desarrollo de mercados internacionales, las empresas entrerrianas han sabido mantenerse es esos mercados y la caída interanual del último año es de las más bajas del país (-4,9%). "Nos hemos esforzado por mantener el comercio exterior activo, recurriendo a mercados más exóticos como Rusia en el caso de las empresas más grandes, y buscar mejores oportunidades dentro de América del Sur y Central para las Pymes. Nuestra presencia en Uruguay, Paraguay, Bolivia, Perú, Colombia o Costa Rica se incrementa cada año", explica Pablo Zárate.

En el último año fueron 43 empresas las que participaron de alguna de las ferias y misiones comerciales en las que concurrió la Provincia, de las cuales 11 de ellas lograron concretar su primera exportación.

Uno de los problemas que afronta el sector es la profesionalización de la actividad. Si bien existen empresas de servicios dedicadas a la actividad —y con muy buen nivel—, el universo de demanda con 280 exportadores es superior a esa capacidad de oferta y en el perfil de las Pymes entrerrianas, donde la mayoría no dispone de un departamento de Comercio Exterior dedicado, es un tema preocupante.

"Generalmente en las empresas familiares al comercio exterior lo maneja el dueño o algún hijo, y hay dos cuestiones —dice Aquiles Arús—, una es la cuestión administrativa y burocrática, y la otra la comercial, y ahí es donde estamos complicados en la Provincia. No hay gente para la investigación de mercados y la venta".

Esa fuerza comercial para una actividad poco conocida por parte de aquellos que están haciendo sus primeras experiencias en el comercio exterior es hoy suplida en buena parte por la labor técnica de la Dirección de Comercio Exterior. Con personal estrictamente profesional, el organismo gubernamental ha armado un equipo de gente que se encarga de la investigación de mercados, organización de agendas, facilitación de contactos y allanamiento para la resolución de trámites burocráticos, muchas veces hasta por fuera del área de incumbencia de la propia Dirección. "La vocación de la gente que trabaja en la Secretaría es netamente de servicios. Los empresarios en definitiva son "nuestros clientes" y para ayudarlos debemos hablar el mismo idioma y entender claramente sus necesidades. Nuestra función es facilitar el comercio exterior y ayudarlos a encontrar a cada empresa su camino".

El comercio exterior dejó de ser lo que era años atrás. Hoy la tecnología e internet facilitaron las cosas y eliminaron las limitantes. El presidente de la CACEPER lo explica claramente, "hoy existen nichos para todo tipo de empresas, desde las más grandes hasta las pequeñas. Siempre habrá un comprador para cada volumen. Conseguir un negocio de comercio exterior no es difícil. Lo difícil es mantenerlo. Y ese es el verdadero secreto. Las empresas que persisten durante años en los mercados son las que verdaderamente triunfan. Aún con costos altos, baja rentabilidad y condiciones adversas hay que seguir cumpliendo".

Infraestructura: puertos y aeropuerto
En décadasanteriores los puertos de Diamante y Concepción del Uruguay fueron la salida natural a los pocos productos que enviaba al exterior Entre Ríos. Desde Diamante se embarcaron las primeras exportaciones de madera y los cereales producían un movimiento de hasta 50 buques anuales. En Concepción del Uruguay se llegó a instalar una cámara de frío para guardar las mandarinas y naranjas que pudieron salir al exterior desde ese puerto. A tan solo 150 kilómetros de las quintas.

La política del Gobierno provincial en materia portuaria es clara pero hasta el momento no ha logrado avanzar demasiado. Las inversiones necesarias para el mantenimiento de los puertos son millonarias y deben ser constantes. No sirve un dragado esporádico.

Hay intensiones de adecuar y habilitar el aeropuerto de Paraná para cargas internacionales. Pero, al igual que el dragado, es solo una parte de la solución. Agrega Arús, "además de la infraestructura es necesaria la confianza. Se necesita una política agresiva para convencer y demostrar a las empresas y los proveedores de servicios para que ambos utilicen esa infraestructura, que va a estar bien mantenida y que será una mejora para todos".

La problemática sectorial
"La competitividad en comercio exterior no se limita al tipo de cambio. Los costos internacionales de fletes marítimos o los operativos locales se han incrementado en dólares. Y esos aumentos no tienen que ver con el tipo de cambio, sino más bien con decisiones que no siempre se entienden". Aquiles Arús pone el ejemplo de la prohibición de utilizar el puerto de Montevideo para canalizar exportaciones. Las empresas de la región utilizaban el puerto de Santa Fe por cuestiones logísticas más convenientes. El 'conocimiento marítimo' se emitía en el puerto local y en Montevideo se trasbordaba la carga al mayor. "El hecho de tener un conocimiento marítimo a la vuelta de la esquina es una ventaja comparativa enorme; pero un día Argentina se enojó con Uruguay y decidimos no enviarle más cargas a ese país. Fin de la historia. Ahora hay que ir a Buenos Aires con un flete de camión y seguros más caros y con costos operativos del Puerto de Buenos Aires cada vez más elevados que los de Uruguay. Todo encarece el producto y eso lo paga el exportador".

Este es tan solo uno de los ejemplos que complejizan diariamente las operaciones e incrementan los costos, quitando de mercado cada vez a más empresas.

Pero sin duda el tipo de cambio sigue siendo la principal preocupación del sector exportador y para el presidente de la CACEPER: "Si no hay un cambio en la política cambiaria no vamos a poder cambiar la tendencia. Sería un mensaje de crecimiento que favorecerá a la competitividad de las empresas y por ende a la parte laboral, porque cuando se frenan las ventas (internas y/o externas) significa menos trabajo. En la coyuntura actual espero un tipo de cambio diferencial para el comercio exterior que potencie la exportación y frene naturalmente la importación de aquellos productos que compitan con el mercado interno. No es una solución definitiva porque hay que abordar el tema fundamental de la inflación, pero al menos es un parche que otorga tiempo para salir del corto plazo".

Futuro prominente
Los empresarios e industriales entrerrianos han sabido comprender los nuevos escenarios. Se han capacitado, tecnificado y están elaborando productos que tienen todos los atributos necesarios para conquistar la mayoría de los mercados. Esos mercados están y hasta más cerca de lo que muchos buscan.

Los pasos se están dando en el camino correcto. Un Gobierno que sabe lo que quiere y que no mezcla la política partidaria con el objetivo técnico; instituciones privadas que apoyan y generan herramientas, además de condiciones para facilitar el trabajo de las empresas; y empresarios comprometidos, con una capacidad para adaptarse a escenarios extremos como en ningún lugar.

Con las condiciones adecuadas es indudable que en los próximos años Entre Ríos terminará de posicionarse como una de las provincias estratégicas para el comercio internacional argentino.
Una producción de OLEINIZAK
X-Más © Copyright 2021 - Todos los derechos reservados advertis