cerrar

Actualidad

17/03/14

La citricultura se pasó de madura

Lo expresaron sus dirigentes en una fuerte solicitada publicada a fin de año y todavía no aparecen respuestas. Las entidades del sector se sienten abandonadas, sin respuestas a sus principales problemas y en franco retroceso productivo.
  • Imprimir
  • Enviar
“Lo mejor que nos puede pasar es retroceder tresaños y posicionarnos a inicios del mes de junio de 2011 cuando nos prometieron de tododespués de las históricas heladas en la reunión de Chajarí”. La contundente sentencia perteneceal presidente de la Asociación de Citricultores de Concordia, Enrique Cecil Taylor, quien refleja el descontento y preocupación por el futuro del sector.

Si retroceder tres años es avanzar, entonces algo no se ha hecho durante todo ese tiempo. Y ese algo significó la venta y cierre de una cantidad de quintas cítricas que no pudieron sostenerse y que pasaron en su gran mayoría a otra actividad, con la consecuente pérdida de productores, fruta y puestos de trabajo.

“Lo que pasó en junio de 2011 fue elocuente y no necesitó de muchas explicaciones para entender la situación en la que quedó el sector. De todo lo prometido, lo único que llegó fueron los $18 millones que trajo la presidenta para repartir entre 1.900 productores y $2 millones para el Sindicato de la Fruta. El resto de la larga lista nunca apareció”, explica Taylor.

“El resto de la larga lista” implicaba soluciones coyunturales y urgentes, y otras que tenían que ver con el mediano y largo plazo de una actividad que es la principal generadora de puestos de trabajo del noreste entrerriano.

Lo primero que se necesitaba era financiamiento.Créditos y tasas competitivas que permitieran recuperar en forma urgente el estado de las quintas. No apareció. Consecuencia: las dos campañas posteriores a las heladas disminuyó en más de un 50% la producción en toda la región.
Las quintas no recibieron tareas culturales de poda y raleo; la fertilización de plantas fue ínfima y quienes se animaron a llevarla adelante lo hicieron con cantidades muy inferiores a las óptimas; con la mitad de fruta en producción durante 2012 y 2013, la generación de puestos de trabajo directo también cayó casi en el mismo porcentaje. Pasaron dos campañas y está comenzando en pocos días una nueva, pero las expectativas no han mejorado: “con suerte, esperamos igualar lo del año pasado y eso ya sería un gran logro. Seguro no se incrementará la cantidad de gente trabajando en las quintas”, se resigna el presidente de la Asociación de Citricultores de Concordia.

En materia de legislación laboral, para una economía regional con características zafreras, las soluciones ni siquiera están cerca y los incrementos de salarios anuales con los precios en baja de la fruta hacen de la contratación de personal algo cada vez más inaccesible. Enrique Taylor lo describe claramente: “este año si los salarios se incrementan un 25%, el sueldo y cargas sociales de un tractorista treparán a los $10.000 mensuales. Con esos costos seguro se reducirá la mano de obra contratada”.

Energía e impuestos más caros
La represa de Salto Grande tuvo en los departamentos Concordia y Federación dos serios opositores durante los años en que se proyectaba el complejo hidroeléctrico. El argumento que terminó por convencer a los habitantes de la región fue la promesa de tener en el futuro la energía más barata del país y la conexión en los establecimientos productivos de corriente trifásica. Nada de eso sucedió. Hoy los precios que se pagan por ese vital insumo son de los más altos del país a pesar de generar buena parte de la energía que consume la Argentina.

“El riego diario de 50 hectáreas cuesta U$s200 (a precio billete, no oficial). Es imposible llevarlo adelante con equipos a gasoil y las quintas que tienen electrificación son pocas. Hay muchos equipos de riego que están parados y con muy poco uso”. Sin dudas, la discusión por el costo de la energía en esa región de la provincia crecerá durante el año bajo el argumento antes mencionado, y lo explica claramente Taylor: “Hoy tenemos la energía más cara del país y el doble que en Buenos Aires. Ninguno de los dirigentes de la región que han estado al frente de la Represa ha hecho nada al respecto durante todos estos años; ya estamos preparando una movida para tener el precio que debemos tener en la región”.

En el rubro impositivo, entre el inmobiliario, automotor e ingresos brutosel incremento es más que significativo. “Algo no funciona. Hoy las entidades estamos viendo qué hacer y cómo seguimos ante estos abusos del Estado”.

HLB la amenaza latente
Como si las malas condiciones climáticas y la coyuntura económica de los últimos años no han sido suficientes, la citricultura entrerriana se encuentra ante una grave amenaza: el HLB o “greening”. El alerta fitosanitaria que ha establecido el SENASA en la región marca la gravedad de la situación. Pero un alerta no es suficiente si los controles necesarios no se activan.

La reacción del SENASA no ha superado más que esa primera acción y la provincia no se decide a tomar cartas en el asunto, a pesar de haberse comprometido ante las diferentes instituciones ya hace tiempo. Faltan decisiones que tienen su correlato en acciones. El tiempo corre y la enfermedad avanza. Ya se encuentra en la provincia de Misiones y acercándose al límite con Corrientes.

El inicio de la campaña citrícola se da con la producción de mandarina de la variedad okitsu en la provincia de la tierra colorada. El procedimiento para el traslado del la fruta a plantas de empaque en Entre Ríos o consumo interno en Buenos Aires está establecido por SENASA y determina que el camión debe ser precintado por un técnico de la entidad en origen, desinfectado y contar con la guía correspondiente hasta su destino determinado.Es imperioso que se controle exhaustivamente el ingreso o paso de la fruta por nuestras rutas para evitar el posible contagio con ese material.

Fuerte solicitada
El 2013 cerró con una de las solicitadas más fuerte que haya generado una entidad intermedia en los últimos años. La Federación del Citrus de Entre Ríos publicó el pasado 30 de diciembre un documento titulado “La citricultura entrerriana a la deriva: pronto nos quedaremos sin jugo”. En las tres carillas que tiene el documento, la FECIER enumera cada uno de los reclamos y consecuentes promesas incumplidas por el Ministro de la Producción Roberto Schunk y demás autoridades provinciales y nacionales.

Sin embargo, y a pesar de que causó molestias importantes en varios altos funcionarios, la reacción o respuestas nunca llegaron. Entre los principales dirigentes el enojo es cada vez más evidente y se podría subir aún más el tono de los reclamos, haciendo cierta la última frase de la solicitada que resume el estado de ánimo de todo un sector: “No sigan exprimiendo, el jugo se termina y lo que sale de la cáscara es muy ácido”.

Una buena, al fin
Después de varias idas y vueltas judiciales, la resolución 930/09 del SENASA quedó firmeen los primeros días de febrero, y fija los requisitos y condiciones a las que debe ajustarse la producción de plantas cítricas en los viveros, juntamente con las sanciones que caben a los infractores.
El Presidente de la Federación del Citrus, Dante Grigolatto explicó que “esta decisión que en forma clara y contundente le da la razón al SENASA y rechaza el amparo de los viveristas, viene a cortar una larga maniobra de evasión de la norma aplicable por parte de un grupo de especuladores, que con su accionar irresponsable ponen en riesgo la citricultura de la región y del país, evadiendo el cumplimiento de las medidas fitosanitarias tendientes a evitar el ingreso del HLB”.

La resolución judicial deja bien en claro en su fallo que “las interdicciones dictadas encuentran sustento en las previsiones de la Resolución 930/09 y que los propios amparistas han reconocido el incumplimiento de las condiciones de producción de cítricos que fija la reglamentación vigente; que la Resolución 930/09 procura la protección de un interés público superior como es la protección del estatus fitosanitario nacional; y que el SENASA no ha incurrido en arbitrariedad o ilegalidad manifiesta en el dictado de las interdicciones cuestionadas, a la vez que no se observan vicios que las tornen nulas".
Una producción de OLEINIZAK
X-Más © Copyright 2018 - Todos los derechos reservados advertis